Los principales riesgos laborales a los que te enfrentas

Resulta muy paradójico que con lo que te ganas la vida, termina por acabar con ella. Y es que en España son muchas las personas que fallecen cada año en su puesto de  trabajo. Mira que las muertes son siempre desagradables, pero que tengas que perder la vida en tu puesto de trabajo es cruel y triste. Las estadísticas dicen que en España Un total de 543 trabajadores fallecieron en accidente laboral en los nueve primeros meses del año 2020, 36 más que en el mismo periodo de 2019, lo que implica un aumento en valores relativos del 7,1%, según datos del Ministerio de Trabajo y Economía Social.

En este caso son 543 trabajadores, o lo que es lo mismo, 543 traumas, 543 familias destrozadas. ¿Qué se puede hacer ante esto¿ Pues lo que uno no puede hacer es cruzarse de brazos. Tanto la patronal como los empleados tienen mucho que decir, pero sobre todo que hacer. En este caso, aminorar todos los riesgos laborales que podemos encontrar en los puestos de trabajo. Para ello nos ponemos en contacto con Sermecon para que nos cuenten cuáles son estos riesgos. Una empresa que  muchos años antes de la aparición de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, ya venía prestando sus servicios de realización de reconocimientos médicos con una unidades móviles en las empresas, exactamente desde el año 1979, siendo pioneros en este servicio. Es decir, que estamos en buenas manos.

Riesgos físicos

Son los más habituales y los más fáciles de explicar. Uno de los primeros riesgos físicos que encontramos es el ruido. Y es que son muchos los puestos de trabajo donde se exceden los decibelios.  Otro riesgo físico posible es el provocado por las vibraciones por todo tipo de maquinaria ya que pueden afectar a la columna vertebral, dolores abdominales y digestivos, dolores de cabeza…Incluso la temperatura y la humedad en el ambiente también pueden suponer un riesgo físico.

Riesgos Mecánicos

Para las personas que trabajan con máquinas y herramientas seguro que saben de lo que estamos hablando. Son aquellos accidentes en los que se producen lesiones corporales como golpes por objetos proyectados o desprendidos, quemaduras, cortes, cualquier tipo de contusión, aplastamientos… y suelen tener mayor problemática al llevar a cabo trabajos en altura, superficies inseguras, un mal uso de las herramientas y el uso de equipos defectuosos entre otros. ¿Qué podemos hacer? Pues asegurarnos siempre de revisar la maquinaria en la que trabajamos para evitar posibles incidentes. Pero esto no es solo cuestión del trabajador, también el jefe tiene que estar supervisando estos aspectos. Para ello, tampoco hay que ahorrar en estas cuestiones. Se tiene que tener una maquinaria y unas herramientas modernas y que cuenten con todo tipo de seguridad, para así evitar los riesgos de posibles accidentes.

Riesgos Químicos

En este caso, son los riesgos que son producidos por procesos químicos y por el medio ambiente. Las enfermedades como las alergias, la asfixia o algún virus  son producidas por la inhalación, absorción, o ingestión. Y es algo que en las mutuas están comprobando cada vez más.

Riesgos Biológicos

Este tipo de riesgos son los producidos por la posible exposición a microorganismos como los virus, las bacterias, los parásitos o los hongos,  y que puedan dar lugar a diferentes enfermedades. Desgraciadamente se ha comprobado que estamos más expuestos a ellos que nunca. Nadie nos podía decir que un virus como el COVID-19 iba a poner en jaque a todos los países del mundo. Para evitar este tipo de riesgo se recomienda tener un control de las vacunas y sobre todo protegerse con el equipo adecuado.

Riesgos Psicosociales

 Existen muchos tipos de riesgos de esta naturaleza, que nos pueden afectar a todos nosotros en algún momento de nuestra vida laboral, pero entre ellos podemos destacar el estrés, derivado de un ritmo de trabajo elevado, la fatiga laboral, la monotonía. Suele ocurrir que como estas lesiones no dejan secuelas visibles en el cuerpo, no se toman tan en serio. Pero es increíble la cantidad de personas que sufren problemas sicosociales por culpa de su puesto de  trabajo.

Ya has visto que la única forma de poder evitar estos riesgos laborales es conocerlos. Tener constancias de lo que tienes alrededor te ayudará a elaborar tu plan de riesgos para dar cumplimiento legal a la Ley de Prevención de Riesgos Laborales. Entre todos podemos evitar que esas cifras de accidentes laborales puedan ir reduciéndose en los próximos años.

Zonas con encanto rural que quizás no conozcas de España

Estamos orgullosos de España. Así como suena. De sus gentes y de sus lugares. Otra cosa son los políticos. Pero no hemos venido hablar de esto. Queremos hablar de las múltiples zonas que tenemos en nuestro país para hacer escapadas. Eso sí, no queremos mencionar lo de siempre. Es decir, la playa mediterránea, las bonitas ciudades andaluzas o el verde del Cantábrico. Hoy queremos hablar de esas zonas rurales con mucho encanto y que quizás no conozcas. Y es que la llamada España Vaciada tiene muchas zonas de nuestro corazón que llenarnos.

Vamos a hacer un repaso por la España rural de norte a sur, de este a oeste. Sabemos que hay muchos lugares que nos vamos a olvidar. Lo siento, no podemos estar en todos los sitios. Pero te prometemos que cuando termines de visitar todas las que te ofrecemos aquí, será el momento de hacer otro artículo con más zonas. Después de la terrible pandemia, es el momento de volver a viajar.

Bárcena Mayor

Cantabria es uno de los lugares más bonitos para visitar. Allí puedes encontrar de todo. En menos de 10 kilómetros puedes tener playa, montaña, verde, azul….de todo. Y por supuesto uno de los mejores lugares para desconectar de todo. En el caso de hoy, nuestra recomendación es que visites Bárcena Mayor situado en el parque Natural de Saja y Besaya. Un pueblo precioso que se encuentra entre un valle y varias colinas. Su belleza pintoresca se debe a sus caseríos típicos de la época fernandina. Vas a ver casas orientadas al mediodía, con cortavientos y de dos pisos, en el primero destacan las portaladas, y en superior, los balcones de mampostería y madera. No te pierdas la Cascada del Pozo del Amo, a escasos kilómetros del pueblo.

Cásares en Málaga

Como te decimos toda Andalucía es precioso. Pero claro, no nos queremos quedar con las ciudades de Granada, Córdoba o la propia Málaga, que para eso no se hace un blog de recomendaciones. En este caso nuestra apuesta por el pueblo de Cásares en Málaga. Se podría decir que es el típico pueblo de nuestras abuelas. Lo notarás porque al pasear por sus calles huele a romero, a pino incluso a chimenea en invierno. Tienes que recorrer sus plazuelas con pozos de cuento y placas que recuerdan que Casares es uno de los pueblos más bonitos de España. Por cierto es el lugar que vio nacer a Blas Infante.

Valverde de los Arroyos, Guadalajara

Castilla La Manchja es siempre la comunidad olvidada de España. Y es una pena porque en cuanto a encanto rural se puede llevar la palma. En concreto este pueblo se puede llevar la palma. Se trata de Valverde de los Arroyos, al norte de Guadalajara. Símbolo de la arquitectura negra. ¿Por qué? Pues porque todas sus construcciones están hechas de pizarra, como las que dan vida a Valverde de los Arroyos.

No dejes de visitar la plaza o la Iglesia de San Ildefonso, su entorno tampoco te dejará indiferente. Y la visita obligada es a las chorreras de Despeñalagua, un conjunto de cascadas con una caída de unos 80 metros de altura. Para flipar y hacer bien de fotos.

Ledesma en Salamanca

Castilla y León también tiene su hueco en el encanto rural. La Comunidad que es de las primeras en visitas, cuenta con pueblos con mucho encanto. Por ejemplo, en Salamanca se encuentra Ledesma. Lo más bonito es su recinto amurallado y las construcciones que lo rodean. Tienes que visitar sí o sí, la Iglesia de Santa María la Mayor y a la Casa Consistorial. Y en este sitio tienes que probar La Fernandica, es uno de los platos más típicos pero que solo se pueden comer allí. Si te quieres acercar a Candelario, comprobarás cómo muchas series de televisión se han ambientado en sus calles porque son preciosas.

Todos estos lugares cuentan con establecimientos de hotelería a la altura. Yo diría que mucho más confortables que lo que te puedas encontrar en la capital. Muchos hoteles trabajan para sacar lo mejor de ellos y por ejemplo están dentro de la aplicación de Hotel Up. ¿Qué es? Pues una empresa que trabaja un plan de marketing hotelero con un buen diseño y desarrollo web. Y es que ahora es muy importante que tu establecimiento hotelero adquiera visibilidad en el mercado turístico. Y no ser de la denominada España Vaciada tiene que estar callada. ¿Verdad? Así pues que el mundo rural alce bien alta la voz.