Preguntas sobre la traducción jurada

La traducción jurada como dicen desde La Vila Traducciones, una empresa con muchos años en el sector, es una necesidad, la cual es vital para muchos ciudadanos y para la vida actual que no debemos olvidar. Conviene tener esto claro para valorar todo esto.

Algo importante es saber la respuesta a una serie de preguntas:

¿En qué consiste la traducción jurada?

En nuestro país, es una traducción de documentos escritos en lengua extranjera  y que se hace para que cuente con algún efecto legal en los organismos oficiales.  Este tipo de traducción lo que hacen es contar con el sello y la firma del intérprete o traductor jurado, además de la obligatoria certificación que lo que hace es acreditar la traducción jurada.

¿Quiénes son los que pueden hacer una traducción jurada?

En España solo las pueden hacer cuando sean los traductores habilitados por el Ministerio que tiene esa competencia, el MAEC, que les permita traducir una lengua extranjera o algunas de las que son lenguas oficiales de España.

Debemos recordar que no son funcionariado público, ni tienen plaza, son profesionales que hacen su trabajo de manera independiente, los cuales pueden trabajar autónomamente o en una empresa, con la autorización del MAEC.

¿Cómo se sabe quiénes son los idóneos?

Es el MAEC el que se encarga de acreditar que tiene la cualificación debida mediante superar el examen de idiomas que establece la Oficina que se encarga de la Interpretación de las Lenguas. Porque se haya reconocido un título extranjero que se haya logrado en otro país de la U.E.

También se hace al convalidarse la licenciatura de Traducción e Interpretación siempre que se superen los créditos que se demanden en la traducción jurídica y económica.

Actualmente, solo es posible acceder a ser traductor jurado mediante dos caminos, superar el examen que acostumbra a convocar la Oficina de Interpretación de Lenguas, el cuál depende del Ministerio, así como reconociendo el título extranjero.

¿Cuál es el valor que tienen las traducciones que hacen?

No son unas traducciones privadas, son oficiales. En este sentido, podemos decir que las privadas las puede hacer cualquier persona que sepa de lenguas y tenga capacidad para hacerlo, pero la jurada, la hace alguien certificado por el MAEC.

¿Qué servicios son los más comunes?

Traducción de un documento por escrito y se certifica que es correcto y completo. Se usan también en los procesos judiciales, matrimonios u otros actos oficiales, donde hay personas que no hablan el idioma en el que se realiza el acto.

Documentos que traducen los traductores jurados

Entre otros los certificados de empresas extranjeros o contratos que se deben presentar ante las autoridades españolas para que se puedan reconocer, así como certificados universitarios o de otros estudios, de antecedentes penales o certificados médicos.

Además también en testamentos que se otorgan en el extranjero, partidas de nacimiento, matrimonio, defunción, etc.

¿Qué documentos legales no van a precisar una traducción jurada?

Muchos de los documentos que se usan en el tráfico mercantil entre las empresas y los particulares no precisan de contar con traducción jurada, tales como los contratos, acuerdos o pólizas de segura, los cuáles no tienen que estar sellados mediante un traductor jurado para que sea válido entre las partes, salvo que ellas así lo convengan.

Eso sí, es fundamental que la traducción una persona licenciada en derecho para que se eviten el que se produzcan algunos posibles errores o en las cláusulas que tengan importantes efectos en las relaciones a nivel jurídico que deben ser evitados.

¿Dónde se pueden ver la lista de traductores jurados activos en nuestro país?

Básicamente en la página del Ministerio de Asuntos Exteriores hay un listado actualizado de los traductores jurados que están activos en nuestro país. En esta lista se ordenan los idiomas que se traducen y por las provincias en las que viven o hacen su trabajo los traductores, apareciendo los datos de contacto para su fácil localización.

Unos profesionales que son realmente necesarios en la sociedad en la que vivimos, un mundo globalizado en el que el intercambio de personas, contratos y otro tipo de asuntos es más común, siendo vital que haya seguridad a la hora de tener claro que tales o cuales documentos deberán estar reflejados.

Por lo tanto, parece evidente la necesidad de que todo el mundo entienda que los traductores jurados sean valorados como lo que son, profesionales que son acreditados y cuentan con el reconocimiento necesario por parte del estado español.  Así que ya sabéis, esperamos que todo esto haya quedado más claro con este artículo.