Caries dental del biberón: qué es, causas y cómo prevenirlo

La caries dental del biberón, o también denominada como caries infantil, caries del bebé, síndrome del biberón, boca de botella, caries de la primera infancia o caries del biberón; es un tipo de caries dental que afecta a bebés y a niños muy pequeños.

Este tipo de caries en los niños, suele aparecer en los dientes frontales e incisivos. Suele ser causa su aparición por tener demasiado azúcar depositado en los dientes. Este azúcar puede provenir de la leche de formula, zumos, o incluso azúcar blanco adicional. Si además no se ha llevado a cabo una buena limpieza bucal, la aparición de la caries puede ser un hecho irremediable.

Como madre o padre del bebé, se debe tener responsabilidad en la cantidad de azúcar que consume el niño, así como que se realice una buena limpieza bucal.

A continuación, indicaremos cuáles son las pautas para afronta la caries dental del biberón.

 

Causas comunes de la aparición de la caries dental del biberón

La caries infantil se desarrolla cuando los pequeños dientes del niño entran en contacto con demasiado azúcar.

Las bacterias que se encuentran dentro del azúcar, se depositan en la estructura superficial del diente (esmalte), se multiplican y procuren un ácido como deshecho, haciendo que el diente se erosione y deteriore. Este proceso causa la caries.

El azúcar excesivo que consume el niño puede ser a través de diversas fuentes:

  • azúcar blanco granulado

  • leche de formula

  • zumos industriales

  • dulces

  • snacks

  • etc.

Uno de los fallos de los padres, es saltarse la higiene bucal de sus hijos porque se han dormido tomando el biberón o porque ha llegado el momento del juego y no quieren hacerles enfadar por saltarse la diversión. Por no molestarles, se consiente que azúcar que han consumido los niños se depositen en sus dientes y, con cierta frecuencia, se permite que ataque los dientes y se provoque una caries.

 

Síntomas de la caries del biberón

La caries puede aparecer en cualquier pieza dental de los niños, pero son más frecuentes y propensos a sufrirlos los frontales e incisivos.

Cuando la caries ya tiene un estado avanzado, se experimenta un color o mancha oscura en el diente afectado.

A medida que el nivel de la caries va empeorando, la encía de alrededor del diente empieza a hincharse, y el niño comienza a sentir dolor.

 

Consecuencias de una caries infantil

La caries del biberón no simplemente afecta a peor aspecto, sino a un problema grave de salud si no se trata.

El niño puede sentir dolor y sufrir infección, hecho que evitará actos que se tengan que hacer con normalidad, como morder, masticar, hablar o sonreír.

Además, se correrá el riesgo de que el diente de leche se pierda demasiado pronto, a que le niño pueda desarrollar malos hábitos alimenticios a causa de las molestias; su desarrollo del habla no se haga adecuadamente, o que los futuros dientes de adulto crezcan torcidos o apiñados.

 

Prevención de la caries del biberón

Existen varias pautas sencillas para evitar la aparición de la peligrosa caries infantil. Lleva a cabo todas:

  • Controlar los hábitos alimenticios del niño en todo momento y saber lo que bebe y come.

  • No hacer que el niño se duerma bebiendo un biberón, menos si está acostado.

  • Darle un biberón con agua de vez en cuando, sustituyendo a la leche o al zumo.

  • No dejar que el niño camine con el biberón colgando de la boca.

  • Nunca añadir azúcar blanco, moreno, miel u otro endulzante a la bebida.

  • Nunca poner azúcar puro, miel u otro endulzante en la tetina o el chupete.

  • Enseña al bebé a partir de 6 meses a que empiece a beber en un vaso o taza con asas. El Consejo General de Dentistas de España recomienda que los niños beben ya en vaso o taza antes del primer año.

  • Evitar el uso prolongado del chupete. Nunca debería superar su uso del primer año del bebé.

  • Limitar el consumo de zumos, menos industriales. Un bebé menor de 6 meses nunca debería tomar zumos. A partir de esa edad, deberán ser naturales.

  • Fomentarle hábitos alimenticios saludables, como comidas y alimentos caseros, mucha fruta y verdura, dieta variada y evitar los dulces.

  • Limpiar las encías del bebé cuando no tenga dientes. Utilizar una gasa o paño limpio para eliminar restos de comida y placa.

  • Utilizar un cepillo de dientes infantil tan pronto como al bebé le salgan sus primeros dientes. Cuando sea un poco más mayor y no se lo trague, incorporar pasta dental infantil. El flúor puede ser peligroso si se ingiere, por lo que hay que asegurarse que le niño no trague la pasta.

  • Habituar al niño a lavarse los dientes después de cada comida. Practicar con el ejemplo toda la familia será la mejor enseñanza.

  • Utilizar hilo dental o arcos dentales cuando el niño sea más mayor.

  • Visitar al dentista por lo menos una vez al año para hacer una revisión preventiva y consejos de salud bucal. La primera revisión debería ser a los 6 meses, cuando el niño empieza su dentición. El profesional podrá detectar cualquier anomalía a tiempo, por lo que se podrán tomar medidas.

 

Conclusión

Una buenos hábitos de salud bucal toda la familia, y haciendo partícipe al bebé desde los primeros meses, deberían evitar cualquier causa de caries infantil.

Vero eos et accusamus et iusto odio dignissimos ducimus qui blanditiis praesentium voluptatum deleniti atque corrupti quos dolores et quas molestias excepturi sint occaecati cupiditate non provident
Lexie Ayers
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua. Ut enim ad minim veniam, quis nostrud exercitation ullamco laboris nisi ut aliquip ex ea commodo consequat. Duis aute irure dolor in reprehenderit in voluptate velit esse cillum dolore eu fugiat nulla pariatur.

The most complete solution for web publishing

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua. Ut enim ad minim veniam, quis nostrud exercitation ullamco laboris nisi ut aliquip ex ea commodo consequat. Duis aute irure dolor in reprehenderit in voluptate velit esse cillum dolore eu fugiat nulla pariatur.
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua. Ut enim ad minim veniam, quis nostrud exercitation ullamco laboris nisi ut aliquip ex ea commodo consequat. Duis aute irure dolor in reprehenderit in voluptate velit esse cillum dolore eu fugiat nulla pariatur. Excepteur sint occaecat cupidatat non proident, sunt in culpa qui officia deserunt mollit anim id est laborum.

Etiquetas:

Compartir

Artículos relacionados
Últimos post

La decoración que viene

Crear un espacio en donde te encuentres cómodo y agusto, ese lugar al que gustamos de llamar hogar, no debe…

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore