Cómo funciona el stock en el ecommerce

Saber cómo tener una buena gestión del stock en un ecommerce tiene, entre otros efectos, un incremento de las ventas, permite ganar clientes nuevos y que aumente la confianza de los clientes, entre otros muchos beneficios.

Vamos a ver varias formas para la organización del stock de una tienda online. Como nos aseguran desde Stocknetvalles, el aprovechar las oportunidades de unos buenos productos de stock, acompañado de una buena gestión, es la mejor forma de sacar rendimiento a nuestro negocio.

Cuando el stock es propio

Aquí el dueño de la tienda dispone de sitio para el almacen de los productos, tanto si los produce él como si los compra de otros proveedores. Aquí es interesante disponer de propio depósito, personal a cargo de la tienda y recambios. Un stock que solo tiene que abastecer a la tienda física u online.

Al no compartirlo con nadie, es más fácil de almacenar y organizar, como principal beneficio está la velocidad en la entrega.

Como desventaja puede haber cantidad sobrante si estamos ante baja demanda, lo que llega a generar pérdidas y gastados extra, debiendo bajar el valor del producto con promociones o descuentos para la liberación del excedente.

Stock en consigna

En este stock se compran productos a un proveedor, pero con la condición de que si estos quedan en la tienda o depósito hasta una cierta fecha, se pueden devolver al proveedor en cuestión.

Como ventaja principal, nos ahorraremos el riesgo de excedentes de stock, que pueden generar pérdidas de dinero.

Otra desventaja es que no todos los productos suelen ser adecuados para esta clase de stock, los productos de mayor duración y con menos rotación suelen funcionar con esta clase de gestión.

El proveedor debe arriesgarse a la hora de quedar con el producto estancado de forma que pueda absorber el coste de éste, cobrando por ejemplo un mayor costo de compra por unidad.

Drop shipping

En esta modalidad, el stock pasa a ser tercerizado y son protagonistas las entregas del producto, de tal forma que vas a ser intermediario entre proveedor y cliente, sin que haya que proceder al mantenimiento del depósito y a la gestión del inventario.

Como ventaja te ahorrarás el alquilar o comprar un depósito y hacer la gestión del inventario. No se tiene que comprar el producto salvo que se venda y que se haya recibido el pago del cliente.

Una gran desventaja que tiene esta modalidad es que no siempre tenemos la garantía de que el producto va a poder llegar en las mejores condiciones al cliente, por lo que a veces vas a no estar seguro de que vaya a coincidir con el producto que se anuncie, puesto que no lo vas a ver antes de que se envíe. Esto hace que haya que confiar mucho en el proveedor que se elija.

Control del stock de la tienda

Una vez que se sabe dónde y cómo se almacenarán los productos, hay que coordinar la cantidad real del stock que quedará disponible en depósito, todo ello con el número que se podrá ver en la tienda online.

Si tienes locales físicas y se comparte el stock entre la tienda online y las offline, lo mejor es contratar un servicio de stock para evitar confusiones.

Si se adquiere un producto en tienda física, pero nos olvidamos de cambiar el stock en la tienda online, puede ocurrir que una persona concrete una compra en línea y vea que la realidad del producto no se encuentre más disponible.

Todo ello puede llegar a frustrarnos y arruinar la reputación de la marca. Por esta razón, se puede compartir stock entre la tienda física u online, lo que recomienda que se automatice el proceso con un servicio especializado.

Concluyendo

A modo de resumen, existen dos variables que se deben definir cuando se habla del stock del negocio, una decidir si el producto lo fabricaremos nosotros o si se comprará a un tercero, y la otra será sobre en dónde se almacenará.

Si el producto que se vende se compra a un fabricante y empiezas tu negocio en línea, es posible que te vaya a convenir más tercerizar la gestión del stock y optar por el dropshipping. Si el producto es algo más artesanal, piensa en un almacén propio.

Después de todo esto, esperamos haber sido de ayuda para entender mejor como se realiza la gestión del stock en el ecommerce. Nuevas posibilidades que merece la pena aprovechar en muchos de los casos, por lo que puede suponer una gran ventaja competitiva.

Deja una respuesta