5 motivos por los que necesitas un asesor para la Declaración de la Renta

Uno de los momentos más temidos del año por los españoles es cuando hay que presentar la Declaración de la Renta. Este tributo que sirve para rendir cuentas sobre los ingresos obtenidos durante el año anterior puede convertirse en un auténtico incordio, especialmente si no se cuenta con conocimientos sobre la materia.

Por ello en muchas ocasiones es conveniente contratar a un asesor que se encargará de la presentación y además gracias a sus conocimientos sobre las deducciones aplicables puede suponer un gran ahorro. Pero a pesar de todas las ventajas que puede ofrecer un asesor todavía son muchas las personas que deciden presentar ellas mismas la declaración a pesar de no saber cómo hacerlo.

Para demostrar y reflejar las ventajas que ofrece un asesor en la Declaración de la Renta te vamos a dar hasta 5 motivos por los que optar por los servicios de estos profesionales.

Un asesor conoce todas las deducciones aplicables

La principal ventaja que ofrece contratar a un asesor es conoce todas las deducciones aplicables por lo que te puede suponer una importante suma de dinero en la Declaración de la Renta. Por ejemplo, en mi caso particular normalmente realizaba yo misma la declaración ya que no tenía muchos ingresos ni deducciones. Sin embargo, para la declaración de 2020 decidí contratar a un especialista que me indicó que podía deducirme una parte de los gastos del alquiler. Cuestión que yo no sabía y que no hubiera añadido en la declaración sin su consejo. Pues solo el alquiler supuso la devolución de cerca de 200 euros. Y el asesor me cobró una cuota muy baja que compensaba por la deducción de este gasto.

Aporta tranquilidad y evita problemas

Otro de los principales beneficios de encargar a un asesor que se ocupe de la declaración es que aporta tranquilidad y evita muchos problemas con Hacienda. Hacer mal la declaración puede suponer un grave problema o incluso una multa económica. Por lo que si se encarga su elaboración a un profesional se evitan problemas por falta de conocimiento.

Puede suponer ahorro

Los asesores al conocer todas las deducciones aplicables suelen ofrecer mejores resultados en el importe final a devolver por parte de Haciendo o a pagar al Estado. Como os he demostrado en el primer punto a mí personalmente me ocurrió eso, ya que mi asesor me recomendó añadir un gasto que yo no había tenido en cuenta porque pensaba que no se podía deducir. Sin embargo, mi asesor me comentó que sí cumplía con los requisitos establecidos.

Te puedes olvidar de citas y llamadas con la Agencia Tributaria

Cuando se decide realizar uno mismo la declaración la forma más fácil de hacer es rellenando por Internet el borrador de la Renta y si se está de acuerdo con los datos se puede proceder a la presentación. Pero en muchos casos falta información, hay que cambiar el domicilio fiscal o hay pequeños errores. Si no se sabe cambiar este tipo de información hay que pedir una cita presencial o una telefónica con la Agencia Tributaria. Y es una pérdida inmensa de tiempo, así como que hay que estar pendiente ese día del teléfono o acudir a las instalaciones con toda la documentación.

Mientras que si optas por contratar a un asesor el trato es mucho más cercano y sencillo. “Nuestros clientes en caso de duda o cambios nos pueden llamar o ponerse en contacto a través de cualquiera de nuestros métodos habilitados como teléfono, correo electrónico o de manera presencial. Lo pueden hacer en horario comercial e intentaremos solventar su duda a la mayor brevedad posible”, explican desde Martín Laucirica Grupo Asesor, asesoría en Bilbao formada por abogados, economistas y auditores que entre sus amplios servicios ofrece la realización de la Declaración de la Renta.

El coste del servicio es muy bajo

El coste de los servicios suele ser realmente económico. Se puede contratar los servicios de un asesor fiscal para presentar la declaración por una suma asequible a cualquier persona. El importe puede variar en función de la asesoría que escojas o la ciudad en la que residas, pero normalmente el precio que suelen cobrar ronda los 30-50 euros. Y en algunos casos suelen tener ofertas especiales como declaraciones conjuntas o si se contrata la declaración de varios miembros de una misma familia. Estos son los principales motivos por los que deberías contratar a un asesor para que te elabore la próxima Declaración de la Renta. Como habrás podido comprobar no son pocos ni livianos.

Deja una respuesta