Los maridajes más idóneos para cada plato

Si eres un amante de la gastronomía y especialmente del vino, este artículo seguro que te interesa porque te vamos a contar los maridajes más idóneos para cada plato. Es decir, los vinos que mejor maridan con cada tipo de alimento, por supuesto, a rasgos generales porque dependiendo de las características propias de los caldos tendrán mejor maridaje o peor. 

· Quesos y embutidos 

Un plato de embutidos o de queso con un buen vino es una cena perfecta y sencilla para disfrutar solo o acompañado, en casa o en un bar, eso es indiferente. ¿Pero qué vino escoger para los embutidos y quesos? 

Pues según los expertos los vinos que mejor maridan con los embutidos son los tintos. Por norma general, ya que habrá que atender a las particularidades de cada embutido, pero con una tabla de embutidos variada la mejor opción sería un tinto. Además, hay que tener en cuenta que este alimento es muy graso por lo que sería conveniente que el vino tinto fuese de acidez alta para equilibrar el paladar. Por esta cuestión, también maridan muy bien los vinos de Jerez amontillados. 

En el caso de los quesos dependerá del tipo de queso, la leche con la que se ha elaborado, su ligereza o grasa. Por ejemplo, los quesos azules por su potente sabor y aroma los mejores vinos para maridar son tintos ligeros o afrutados, mientras que los quesos suaves o tiernos combinan mejor con vinos blancos suaves o ligeramente dulces. 

· Carnes 

Para los maridajes de carnes, hay que diferenciar entre carnes rojas y blancas, ya que el vino variará en función del tipo de carne. Por supuesto, si le preguntas a un experto te dirá que no solo influye esto si no el animal (si es carne de ternera, de cerdo o de pollo), cómo se ha cocinado si a la plancha, asada, guisada o a la brasa e incluso la guarnición o la salsa. Pero las recomendaciones que vamos a hacer son a rasgos generales como el resto de alimentos y maridajes de este artículo.  

Así, las carnes rojas maridan mejor con vinos tintos maduros, mientras que las carnes blancas con vinos blancos secos y ligeros. 

· Pescados y mariscos 

“Para los pescados y mariscos lo ideal es un vino blanco. Son los que mejor combinan con estos alimentos por su frescura y ligereza que genera que el sabor del mar de los pescados y mariscos se potencie”, indican desde Bodegas Bocopa

Así que por norma general, los vinos blancos son la mejor elección para degustar pescados y mariscos. Aunque también se podría escoger un vino rosado. 

· Pastas 

El principal problema de este alimento es que varía mucho su sabor en función de la salsa escogida, ya que no es lo mismo unos espaguetis con carbonara que con boloñesa o pesto. Por lo que quizá es el alimento más difícil de escoger un vino general, pero si habría que seleccionar uno serían los vinos blancos o los rosados. 

· Arroces y paellas 

Al igual que ocurre con otros platos dependerá de sus características para encontrar el vino perfecto porque no es lo mismo un risotto, un arroz a banda, un plato de arroz tres delicias o una paella. Esto está claro. ¿Pero por norma general cuál es mejor casamiento de vino y arroz? Pues los vinos blancos, mejor aquellos ligeros con aromas frutales. Y también pueden combinar muy bien los vinos espumosos y rosados. 

· Legumbres 

En el caso de las legumbres el mejor casamiento son los vinos tintos. Es la combinación perfecta para legumbres calientes en cocido o guisadas. Aunque hay que tener en cuenta que si las legumbres se comen en ensalada en ese caso sería mejor optar por un vino blanco para combinar la acidez de los vinagres. 

· Postres dulces 

Con los postres dulces no hay nada mejor que un vino dulce, como podría ser un vino moscatel o mistela. En el caso de los chocolates el mejor vino varía para cada tipo, aunque según los expertos la regla que nunca falla es escoger un vino todavía más dulce que el chocolate. Es decir, si es un chocolate negro un vino muy dulce para potenciar los sabores. 

Estos son los maridajes perfectos o más idóneos para cada tipo de alimento y plato. Como hemos especificado en varias ocasiones por norma general, ya que atendiendo a los ingredientes, salsas o forma de elaboración variará el maridaje más idóneo. pero si no tienes ni idea de vinos guíate por estos consejos.