La tecnología, imprescindible en lo que respecta al transporte de mercancías

Cuando hablamos de tecnología, normalmente nuestra propia cabeza nos lleva a pensar en ordenadores, tablets, móviles inteligentes y demás aparatos electrónicos que gobiernan el mundo en el que nos encontramos ahora mismo. No nos parece raro que así sea, porque este tipo de aparatos se han ganado a pulso un hueco en nuestra sociedad. Pero sí que es verdad que hay que tener algo en cuenta: cuando nos referimos a tecnología, lo hacemos a muchas más cosas, cosas que, además, también son relevanes (y mucho) para que la sociedad funcione de una manera más potente y, en definitiva, mejor.

Una de las ramas de la tecnología que mayor impacto tiene en la sociedad actual es la que está relacionada directamente con la producción de vehículos y medios de transporte. A día de hoy, el transporte de mercancías se ha convertido en uno de los asuntos que garantiza una mayor eficiencia entre las empresas y es precisamente eso lo que ha sido desarrollado gracias a una mayor y mejor tecnología en la producción de camiones, furgonetas y demás vehículos que están especializados en el reparto de productos. Ahora, esos aparatos tienen más autonomía y ofrecen mayor seguridad, lo que se traduce en una entrega mucho más segura y eficiente de todo aquello que transportan.

Una noticia publicada en la página web de C de Comunicación indicaba que en 2019 era el sexto año consecutivo de crecimiento sostenido del transporte por carretera. Esto se encuentra íntimamente relacionado con lo que hemos venido comentando en otros artículos, y es que la economía española, durante todos esos años, se ha encontrado en una fase de crecimiento que ha afectado para bien al negocio del transporte y la logística. Y es que estos dos sectores son verdaderos barómetros para saber lo que está ocurriendo con el tejido empresarial y económico español.

La web de Manutención y Almacenaje también se hizo eco del crecimiento del sector, pero dando una visión más global. Según la información que os hemos enlazado, la web apunta que han crecido todas las modalidades de transporte de mercancías y logística a excepción de la ferroviaria, que es la que parece que no ha tenido tanta suerte de un tiempo a esta parte. Desde luego, es evidente que mejoró la situación general del sector y de la economía española. Al menos, hasta que llegó el coronavirus y tuvimos que empezar de nuevo una vez más.

El transporte de mercancías se ha convertido en la mejor manera de valorar la productividad que tiene una sociedad en concreto. Los profesionales de Cargolink, especializados en este sector, nos han comentado que siempre que tienen un repunte de trabajo, la economía española mejora considerablemente, y viceversa. Al ser el transporte de mercancías una cuestión necesaria para todo tipo de empresas, resulta evidente que afecta a todos los sectores y que ofrece una visión mucho más real de la economía que cualquier otra actividad. Y, para que ese transporte de mercancías sea eficaz y contribuya a formar una economía más eficaz, es imprescindible que se dediquen todas las mejoras tecnológicas a potenciar los diferentes sistemas de funcionamiento de camiones o furgonetas.

El comercio electrónico, básico en la sociedad y actual… y para el que es imprescindible el transporte de mercancías

La evolución que ha experimentado el comercio electrónico en los últimos tiempos ha hecho que el transporte se convierta en algo todavía más importante de lo que ya era. Hoy, que lo queremos todo a la máxima brevedad posible, el transporte se ha convertido en el medio más adecuado para ello. Son muchas las personas que compran por Internet y, desde luego, es vital que exista una estructura logística que nos sea de gran utilidad a la hora de recibir lo que compramos en un tiempo récord, un tiempo con el que ni siquiera contábamos en los años anteriores.

Precisamente eso, el desarrollo del comercio electrónico, es lo que ha hecho que el transporte de mercancías viva el que posiblemente sea el mejor momento de su historia. Y no es para menos. Nadie ha dudado nunca de su importancia, pero ahora todo el mundo sabe que es clave para hacer que todos nuestros pedidos lleguen rápidamente a nuestras manos. Desde luego, ni que decir tiene que eso es lo que la gente más valora en los tiempos que corren, incluso más que el precio al que se comercializan dichos productos.

El transporte de mercancías es una de las claves de la sociedad moderna y nadie se atreve a ponerlo en duda. Hacerlo sería verdaderamente una falta de conciencia acerca del funcionamiento de la sociedad en la que nos encontramos. Tenemos que considerar este modelo de negocio como uno de los servicios fundamentales de la modernidad y, desde luego, hay que protegerlo para que siga creciendo y ayudando a crecer la economía española en un momento en el que esto es más necesario que nunca.

La tecnología como medio para alcanzar la productividad en el sector industrial

Hay un concepto clave en la ciencia de la economía que ninguno de los expertos en este campo es capaz de sacar de su cabeza. Hablamos del concepto de la productividad, que es una de las llaves más importantes y que abren la puerta de otro concepto, el de la rentabilidad. Ser productivo conduce de manera irremediable a ser rentable y ese es el motivo por el cual los economistas buscan en diferentes maneras y, a ser posible, que esa productividad se convierta en una realidad en todas las empresas de un país o región. 

Todos los emprendedores son conscientes de lo que os hemos comentado en el párrafo anterior, pero no todos ellos saben de qué manera pueden potenciar la productividad. Y tampoco todos tienen la capacidad económica como para apostar por esos sistemas tecnológicos que sí que nos pueden ayudar a conseguir que los empleados sean productivos. Ya se ha dicho en muchas ocasiones: quien no apuesta por la tecnología, está condenado a desaparecer. Y no solo porque esa empresa se encuentra al margen del mundo digital, sino porque no contará con todos esos avances que la tecnología ha puesto a disposición de la sociedad en general. La mayoría de su competencia, en cambio, sí que tendrá acceso a ellos. 

Veamos cómo está el tema de la productividad en un país como el nuestro. Lo cierto es que, de primeras, podemos decir que la situación es bastante mejorable. Así lo hace indicar, además, una noticia del diario El Confidencial, que garantiza que España está a la cola de las grandes economías en todo el mundo. ¿Por qué? Nuestra respuesta es que muchas de nuestras empresas, que recordemos que son en gran medida de pequeño o mediano tamaño, no tienen la capacidad para acceder a esas nuevas tecnologías que hacen mucho más sencillo el trabajo diario. y a esa falta de capacidad económica se une la negativa de prácticamente todos los bancos para otorgar créditos y facilidades a los emprendedores. 

Así las cosas, no nos debe extrañar en absoluto que luego nos encontremos con informaciones como la que vierte El País en la noticia que os enlazamos a continuación. Y es que la productividad se ha estancado en España por primera vez en 20 años. Es algo que cabría esperar si tenemos en cuenta lo que os comentábamos en el párrafo anterior. es evidente que, sin inversión, no hay aumento de productividad. Y si no hay aumento de productividad, la rentabilidad decae incluso se convierte en pérdidas. Podemos concluir, por tanto, que sin una apuesta por la tecnología, la esperanza de vida de muchas empresas es prácticamente inexistente. 

Pero no vayáis a pensar que lo que estamos comentando afecta solo a las pymes, que son las entidades de las que hemos venido hablando hasta ahora. Las grandes empresas, por ejemplo las que son de corte industrial, también sufren grandes pérdidas de productividad sino se apuesta por los mejores sistemas tecnológicos. La diferencia es que, mientras en una pyme lo que faltaba era dinero y confianza por parte de los bancos, en una gran industria lo que falta es la mentalidad de progreso, la capacidad para adaptarse a los nuevos tiempos. 

Hacer de una empresa industrial una entidad competitiva y productiva pasa por intentar evitar los errores que se puedan producir en las máquinas con las que se trabaja en sus instalaciones. en muchas fábricas se pierde una cantidad tremenda de tiempo cada día a causa de que las máquinas se ensucian, no se limpian y, por tanto, terminan generando problemas. La pérdida de tiempo que eso conlleva abre una herida mortal en el seno de muchas entidades que necesitan sistemas para limpiar rápidamente el polvo que sus máquinas pueden acumular en todo tipo de filtros. En Tecoi siempre han considerado que este era un riesgo demasiado grande para las empresas industriales españolas. Ese fue el motivo por el que empezaron a diseñar y construir sistemas tecnológicos que permitieran realizar esa extracción de polvo de una manera rápida y eficaz. 

Una mejora que también se relaciona con la prevención de riesgos laborales 

Que una determinada máquina de una fábrica se encuentre limpia no solo va a hacer que el trabajador sea más productivo, sino que su seguridad también esté garantizada. Por tanto, podemos decir que matamos dos pájaros de un tiro si apostamos por un sistema tecnológico que nos permita garantizar que nuestras máquinas se encuentran limpias y listas para el trabajo. La tranquilidad con la que todos los miembros de la empresa afrontan su jornada laboral en estas circunstancias también tiene un efecto positivo sobre la productividad del trabajador y, además, sobre su motivación. El trabajo se hará mejor, se reducirán los errores y se ampliarán los márgenes de beneficio de la entidad. Todos saldremos ganando.

La tecnología, clave para acelerar la producción de coches híbridos y eléctricos en España

Uno de los negocios que más rentabilidad ha ofrecido a nuestro país es el que tiene que ver con la producción de vehículos, que ha sido unio de los baluartes de la economía española durante mucho tiempo. La verdad es que a nadie se le escapa el hecho de que este sector, el automovilístico, es uno de los que más gente ha empleado en España. Aunque es cierto que durante la crisis económica fue uno de los grandes afectados por el bajón de nuestra producción, la verdad es que ha sabido reinventarse. Y menos mal.

Esa reinvención de la que hablamos se ha producido gracias a una evolución de la tecnología, por un lado, y gracias a que el contexto económico ha mejorado, por el otro. Todo esto ha provocado que haya aumentado el número de personas que haya visto una oportunidad ideal para tratar de hacerse con un coche nuevo. Está claro que este tipo de vehículo es necesario y que, desde luego, si queremos movernos con libertad es ideal que nos hagamos con uno de ellos. De lo contrario, dependeremos en demasía de terceros, lo que afecta directamente a nuestra calidad de vida.

Una gráfica publicada en el portal web Expansión (concretamente en su sección Datos Macro) hacía referencia a la producción de vehículos que se registra en nuestro país cada año. En lo que respecta al año 2019, la producción de este tipo de objetos alcanzó las 2’7 millones de unidades, lo que da una idea de la gran importancia que tiene este sector en el conjunto de nuestra economía. Que se produzca una cantidad de vehículos así solo es posible gracias al avance de la tecnología en los últimos años, que ha sido un factor clave para lograr todos los objetivos del sector.

Otra noticia, en este caso publicada en la página web de El País, informaba de que en el mismo año, el 2019, nuestro país había salvado la producción de vehículos gracias a la fabricación de nuevos modelos, que son los que más llaman la atención en el mercado. Desde luego, para la producción de ese nuevo tipo de modelos es ideal contar con una tecnología lo más eficaz posible que garantice que esos nuevos coches ganan en seguridad y también en comodidad, dos de los factores que más se tienen en cuenta, en los tiempos que corren, para comprar un coche.

Si en 2019 el sector del automóvil consiguió salvar el año fue gracias a que los nuevos modelos de vehículos están cumpliendo con las expectativas de los conductores y conductoras de nuestro país. Apoyada en una nueva tecnología, más potente y eficaz, la producción y la venta de vehículos se había desarrollado en parámetros muy positivos antes de que llegara la pandemia. Así lo han confirmado desde Transportes Trans Thalia, cuyos profesionales aseguran que, a pesar de las circunstancias sanitarias que todavía nos rodean, el sector automovilístico se está recuperando después del revés del 2020.

Los híbridos y los eléctricos tiran del carro

Hay un par de clases de coches y demás vehículos que están causando sensación en los últimos tiempos. Hablamos, como no podía ser de otra manera, de los híbridos y los eléctricos, que están siendo cada vez más demandados a causa de las restricciones que muchas ciudades están poniendo para que por sus calles circulen vehículos que todavía funcionan con combustibles fósiles. Desde luego, a nadie le cabe la menor duda de que estas dos clases de coches son las que van a gobernar el mercado durante los próximos años. Nuestra Tierra, desde luego, lo va a agradecer.

Ni que decir tiene la importancia que atesora el hecho de apostar por el vehículos que sean mucho más respetuosos con el medio ambiente de los que tenemos en la actualidad. La Tierra ya tiene suficientes problemas de índole medio ambiental como para que los seres humanos sigamos dándoles más. La verdad es que tenemos que concienciarnos mucho para intentar cambiar los problemas que afectan a nuestro entorno y estamos en el camino de conseguirlo gracias a la adquisición de vehículos como los híbridos o los eléctricos. Adquirir este tipo de vehículos es una de las mejores acciones que podemos hacer en materia ecológica.

Estamos seguros de que, de cara a los próximos años, van a seguir aumentando los coches híbridos y eléctricos en circulación no solo en España, sino en todo el mundo. Hay países en los que este tipo de transportes ya son mayoría, como los países escandinavos, Holanda, Bélgica, Alemania o la República Checa, entre otros. Estamos en la senda adecuada y, desde luego, no nos cabe la menor duda de que continuar por ella será la mejor manera de demostrar el compromiso del ser humano con su planeta.

Cómo funciona el stock en el ecommerce

Saber cómo tener una buena gestión del stock en un ecommerce tiene, entre otros efectos, un incremento de las ventas, permite ganar clientes nuevos y que aumente la confianza de los clientes, entre otros muchos beneficios.

Vamos a ver varias formas para la organización del stock de una tienda online. Como nos aseguran desde Stocknetvalles, el aprovechar las oportunidades de unos buenos productos de stock, acompañado de una buena gestión, es la mejor forma de sacar rendimiento a nuestro negocio.

Cuando el stock es propio

Aquí el dueño de la tienda dispone de sitio para el almacen de los productos, tanto si los produce él como si los compra de otros proveedores. Aquí es interesante disponer de propio depósito, personal a cargo de la tienda y recambios. Un stock que solo tiene que abastecer a la tienda física u online.

Al no compartirlo con nadie, es más fácil de almacenar y organizar, como principal beneficio está la velocidad en la entrega.

Como desventaja puede haber cantidad sobrante si estamos ante baja demanda, lo que llega a generar pérdidas y gastados extra, debiendo bajar el valor del producto con promociones o descuentos para la liberación del excedente.

Stock en consigna

En este stock se compran productos a un proveedor, pero con la condición de que si estos quedan en la tienda o depósito hasta una cierta fecha, se pueden devolver al proveedor en cuestión.

Como ventaja principal, nos ahorraremos el riesgo de excedentes de stock, que pueden generar pérdidas de dinero.

Otra desventaja es que no todos los productos suelen ser adecuados para esta clase de stock, los productos de mayor duración y con menos rotación suelen funcionar con esta clase de gestión.

El proveedor debe arriesgarse a la hora de quedar con el producto estancado de forma que pueda absorber el coste de éste, cobrando por ejemplo un mayor costo de compra por unidad.

Drop shipping

En esta modalidad, el stock pasa a ser tercerizado y son protagonistas las entregas del producto, de tal forma que vas a ser intermediario entre proveedor y cliente, sin que haya que proceder al mantenimiento del depósito y a la gestión del inventario.

Como ventaja te ahorrarás el alquilar o comprar un depósito y hacer la gestión del inventario. No se tiene que comprar el producto salvo que se venda y que se haya recibido el pago del cliente.

Una gran desventaja que tiene esta modalidad es que no siempre tenemos la garantía de que el producto va a poder llegar en las mejores condiciones al cliente, por lo que a veces vas a no estar seguro de que vaya a coincidir con el producto que se anuncie, puesto que no lo vas a ver antes de que se envíe. Esto hace que haya que confiar mucho en el proveedor que se elija.

Control del stock de la tienda

Una vez que se sabe dónde y cómo se almacenarán los productos, hay que coordinar la cantidad real del stock que quedará disponible en depósito, todo ello con el número que se podrá ver en la tienda online.

Si tienes locales físicas y se comparte el stock entre la tienda online y las offline, lo mejor es contratar un servicio de stock para evitar confusiones.

Si se adquiere un producto en tienda física, pero nos olvidamos de cambiar el stock en la tienda online, puede ocurrir que una persona concrete una compra en línea y vea que la realidad del producto no se encuentre más disponible.

Todo ello puede llegar a frustrarnos y arruinar la reputación de la marca. Por esta razón, se puede compartir stock entre la tienda física u online, lo que recomienda que se automatice el proceso con un servicio especializado.

Concluyendo

A modo de resumen, existen dos variables que se deben definir cuando se habla del stock del negocio, una decidir si el producto lo fabricaremos nosotros o si se comprará a un tercero, y la otra será sobre en dónde se almacenará.

Si el producto que se vende se compra a un fabricante y empiezas tu negocio en línea, es posible que te vaya a convenir más tercerizar la gestión del stock y optar por el dropshipping. Si el producto es algo más artesanal, piensa en un almacén propio.

Después de todo esto, esperamos haber sido de ayuda para entender mejor como se realiza la gestión del stock en el ecommerce. Nuevas posibilidades que merece la pena aprovechar en muchos de los casos, por lo que puede suponer una gran ventaja competitiva.

Empleos que tendrán futuro en este 2021

El 2020 nos dice adiós. Un mal sueño de año que nadie podría pensar que fuera así. Ni en la peor película de terror, el guionista pondría todas las penurias que hemos pasado. Por eso, todos somos optimistas con 2021. Esperemos que no nos falla. Especialmente en temas de salud, pero también de empleo. El trabajo es uno de los mayores problemas que vamos a tener los españoles el próximo año. Después de solucionar el tema del coronavirus, es el momento de comprobar todas las secuelas que ha tenido el mundo laboral.

Hay algunas profesiones, en especial las relacionadas con el turismo y con la restauración, que ya ha comenzado a verse afectados. Son muchos los parados que se aventuran para 2021. Por este motivo, es el momento de prepararse y de reinventarse también en el mundo laboral. Por eso, te apuntamos los empleos que más futuro tendrán en este próximo año.

Inteligencia artificial

Dicen que el futuro será de los robots. Vale, no lo dudamos pero está claro que a esos robots alguien les tiene que crear. Pues bien, una profesión con mucha salida profesional es la de Especialista en Inteligencia Artificial. Es decir, la persona que se encarga de diseñar y crear objetos artificiales con el objetivo de solucionar problemas concretos. Pueden desarrollar productos y servicios basados en Inteligencia Artificial, hasta desarrollar soluciones electrónicas, diagnosticar errores en un sistema de machine learning, construcción de algoritmos, etc. Y de sueldo no te puedes quejar. Va desde los 27.000 euros hasta alcanzar los 60.000 euros anuales, cuanta más experiencia adquieras.

Ciberseguridad

Las redes sociales y las nuevas tecnologías han conquistado todas las empresas. Ahora bien, al igual que crece estas empresas, también lo hacen los piratas que están dispuestos a realizar hackeos. Por este motivo, ahora mismo las personas que dominan la ciberseguridad tienen salidas aseguradas en el mundo laboral. Es la persona encargada de la privacidad y protección de datos de las empresas para hacer frente a los ciberataques. Ya sabemos que las estafas y los ataques piratas pueden provocar pérdidas irreparables a las empresas. El sueldo de estos profesionales ronda los 34.000 euros al año.

Auditor

Los auditores tienen la suerte de poder afirmar que cada año son creadores de empleo. Trabajar en equipo, gestión y resolución de conflictos, capacidad de negociación, saber comunicar y hablar en público, todas estas cosas son habilidades de un buen auditor. Esto es así ya que cada año se necesitan nuevos licenciados para que se incorporen a los despachos de auditoría. Una nueva forma de convertirse en ello es realizando cursos. Por ejemplo tienen mucha salida, como nos indican desde Q-BO, la especialización en sistemas de gestión que permite ofrecer formación de calidad con los sistemas de gestión de calidad ISO 9001 y medioambiental ISO 14001. Por ejemplo se puede realizar cursos de Auditor Interno ISO 9001, de Implantación de ISO 900 o de Curso Auditor Interno Integrado Calidad y Medioambiente.

CSM o Customer Success Manager

Aunque sean términos ingleses, es cierto que estas palabras te pueden sonar a chino. Pues bien, hablamos de la persona que se encarga de mantener el contacto con los clientes de una empresa. Una especie de comercial del siglo XXI. Es quien realiza el onboarding del cliente explicándole los métodos de uso, las herramientas de trabajo y procesos internos relacionados con el servicio o la plataforma que tendrá que manejar. El sueldo medio nacional de un especialista es Customer Success Manager es de 34.800€ anuales. Una profesión que todavía está por explotar.

Creador de aplicaciones

Ahora mismo todo se basa en el uso del teléfono móvil. Para gestionar un asunto con el banco se tiene que hacer mediante una aplicación. SI tienes que concertar una cita con el médico también se hace con una app. Los juegos, las redes sociales, gestiones con empresas, con la administración…todo se hace mediante aplicaciones. Por lo tanto, una salida lógica para encontrar trabajo es hacerte desarrollador de Python o programador. Se trata de un ingeniero de software que usa el lenguaje de programación para crear programas, aplicaciones y páginas web. Su trabajo es el de escribir y probar código, depurar programas e integrar aplicaciones con servicios web de terceros. El sueldo medio en España de un Desarrollador es de 30.000 euros anuales, aunque puede subir mucho más.

Ya has comprobado como el futuro del trabajo está para una gran mayoría del entorno online. El 84% por ciento de los empleadores está preparados para digitalizar rápidamente los procesos de trabajo y de agilizar el trabajo en remoto.