¿Cómo ponerse en forma antes del verano en tiempos de pandemia?

Todas las primaveras escuchamos las mismas palabras. Operación bikini, ponerse en forma, perder los kilos de más… Y es verdad que, aunque nos importe poco lo que los demás piensen de nuestro cuerpo, a todos nos gusta vernos y sentirnos bien, más aún cuando el sol empieza a apretar y nos apetece más que nunca empezar a ponernos pantalones cortos, camisetas de tirantes o de manga corta, vestidos y faldas en el caso de las mujeres y los trajes de baño.

Pero si ya de por sí la tarea de perder peso parece ardua (y aún más cuando nos pilla el tren y no hay tiempo que perder), no hablemos de hacerlo en tiempos de pandemia. Porque las dificultades en estos tiempos existen, y es que las restricciones y las diferentes fases en las que están las provincias y las comunidades autónomas en función de su incidencia acumulada de casos de covid-19 dificultan y mucho nuestros deseos de deshacernos de esos kilos de más y/o ponernos en forma al cerrar los establecimientos deportivos.

Y menos mal que los gimnasios y los diferentes centros deportivos nos ponen todas las facilidades posibles en estos tiempos en los que todo parece tan complicado. Y es que, como nos recuerdan desde GestiGym, ya no hace falta acudir a los centros deportivos para pedir cita o programar una clase, sino que tenemos la posibilidad de hacerlo todo desde donde queramos a golpe de clic: reservar clases, descargar rutinas de entrenamiento, reservar pistas o gestionar nuestro contrato con el gimnasio, entre otras muchas ventajas de los entrenamientos online.

Tal y como acabamos de comentar, una opción es tener un entrenador personal que nos guíe a través de Internet y que nos facilite unas pautas para, en función de los materiales que tengamos por casa, poder completar las rutinas de ejercicios desde nuestro salón o cualquiera de nuestras habitaciones. Pero si lo que te gusta es ejercitarte al aire libre y lo tuyo no es la actividad intensa, la mejor opción es optar por largas caminatas a un ritmo elevado, pero sin la necesidad de ponerte a trotar. Entre las ventajas de caminar se encuentra la reducción del estrés, la mejora de la circulación y el aumento de los niveles de energía, así como su idoneidad para quien sufre de dolor de huesos o musculares. Pero esto no quita que, todos aquellos que busquen un poco más de intensidad, puedan optar por la opción del running o de series tanto largas como cortas para alcanzar sus objetivos.

La bicicleta es otro de los mejores ejercicios que se pueden hacer para bajar de peso y, además, se puede rodar tanto en interior como en exterior. Es decir, si cuentas con una bicicleta puedes salir al exterior, bien sea en parques o por la montaña, pero si por el contrario tienes una bicicleta estática, lo mejor es que la ubiques en una habitación amplia y pongas tu música favorita a tope, siempre y cuando no molestes a tus vecinos o a la que gente con la que convivas.

Y para aquellos a los que les gusta el ejercicio de fuerza, puede hacer uso de mancuernas o gomas elásticas. Los entrenadores personales tienen muchísimos ejercicios y rutinas diferentes para ejercitar todos los músculos del cuerpo y, además, puedes variar el peso y la resistencia de los elementos seleccionados en función de tu fuerza actual y de la fuerza que irás adquiriendo a medida que te ejercites.

¿Qué podemos comer para perder peso?

Que no existe la pérdida de peso sin el ejercicio lo acabamos de comprobar, pero incluso más importante que esta cuestión es la de elegir los mejores alimentos para conseguir nuestros objetivos. Por ejemplo, beber agua es indispensable y se recomiendas dos litros diarios. Y como nuestra debilidad son los carbohidratos, la mejor opción es sustituir las harinas refinadas por aquellas integrales y lo mismo con los granos, cuanto más enteros mejor para nuestra saciedad y para nuestro organismo.

El consumo de frutas y verduras también es indispensable en nuestra vida diaria, sobre todo cuando nuestro objetivo es perder peso. Y es que estos alimentos contienen mucha fibra, azúcares naturales presentes en frutas y verduras, potasio, magnesio y ayudan a hidratar nuestro cuerpo, así como a recuperar nuestros músculos después de una sesión de entrenamiento.

Las proteínas son esenciales cuando queremos desarrollar nuestros músculos y, en este caso, se aconsejan aquellas que contengan poca grasa como el pescado, el queso fresco o los yogures naturales, la carne blanca y los huevos. Como consecuencia, debemos olvidarnos del azúcar, de los aceites refinados y de los fritos, optando por cocinar al vapor o a la plancha.

Peñíscola, una de las localidades más emblemáticas del Mediterráneo

Nuestro país cuenta con un sinfín de poblaciones de ensueño en las que podríamos pasarnos toda nuestra vida sin tener la necesidad de viajar a cualquier otra parte del mundo y es que la belleza, los encantos, las bondades de nuestras poblaciones y, sobre todo, las gentes que los habitan, hacen que nuestro país goce de un potencial único. Y es que no importa a que parte de España nos dirijamos puesto que, tanto en el norte como en el sur, el este o el oeste, nos podremos encontrar decenas de lugares únicos y hermosos. Así, a lo largo de este post os queremos descubrir uno de estos enclaves mágicos, una zona que, aunque en la actualidad ya es bastante conocida, solo los que llevamos yendo allí cada año desde hace más de dos o tres décadas hemos podido comprobar como ha ido creciendo con el paso de los años. Esta urbe de la que os hablamos es Peñíscola, una de las localidades más emblemáticas del Mediterráneo y una de las que más turismo atrae cada año.

Peñíscola está en el norte de la provincia de Castellón y se encuentra inmersa en plena costa del Azahar, lo que la convierte en una zona espectacular para disfrutar de un buen descanso. Pero no solo eso, sino que a través de sus calles podemos ver sitios tan impresionantes como:

  • Castillo de Peñíscola. Subir al Castillo de Peñíscola o del Papa Luna, construido en el punto más elevado del peñón que domina la ciudad, es una de las mejores cosas que hacer en Peñíscola.

Construido por los Templarios sobre los restos de una antigua alcazaba árabe, entre 1294 y 1307, aunque en 1411 se reformó para convertirlo en sede pontificia de Benedicto XIII, conocido como Papa Luna o el antipapa esta fortaleza es uno de los lugares más emblemáticos de la ciudad que además se ha utilizado como escenario para grandes películas como El Cid y en los últimos tiempos para series como la popular Juego de Tronos.

Durante la visita a su interior puedes observar las bóvedas de cañón que cubren la mayoría de las salas de origen templario, el Patio de Armas, el Salón Gótico, la iglesia y las dependencias papales, además de disfrutar de unas impresionantes vistas del casco antiguo, las playas y el Mediterráneo. Para llegar al castillo puedes subir andando desde el casco antiguo y te recomendamos parar antes o después de la vista, en los preciosos jardines del Parque de la Artillería y delante de la enorme escultura del Papa Luna, situada justo en la entrada.

  • Casco Antiguo. El casco antiguo, situado en la parte baja del castillo y con un pasado medieval, es otro de los lugares que ver en Peñíscola más bonitos.

Después de ponerte un calzado cómodo te recomendamos realizar una ruta por el casco antiguo, empezando por el Portal de Sant Pere y recorriendo las empinadas callejuelas adoquinadas, rodeadas de casas antiguas de fachadas pintadas de blanco y repletas de flores de todos los colores, y parando en algunas de sus tiendas de souvenirs y artesanía o en algunos de sus restaurantes recomendados como El Peñón y el Al Masset, en los que probar la gastronomía local.

Otros lugares y edificios emblemáticos de esta zona son la Iglesia de Santa María de estilo gótico, el Portal Fosc, uno de los accesos a la antigua muralla medieval, y el Bufador, un agujero entre rocas del que salen chorros de agua y se oye el ruido de las olas, cuando el mar está muy revuelto.

  • Casa de las Conchas. La Casa de las Conchas o de les Petxines, situada en el casco antiguo, es uno de los edificios más sorprendentes que visitar en Peñíscola.

Esta casa se caracteriza por tener la fachada cubierta totalmente de conchas, que esconde una curiosa historia. Y es que hace más de 50 años una familia local, en homenaje al amor que sentían por el mar, fue revistiendo de conchas autóctonas su fachada, que iban adquiriendo intercambiando tabaco a varios marineros de la zona.

Denia, la joya de la Costa Blanca

Si no os queréis ir tan hacia el norte, lo cierto es que en plena Costa Blanca nos podemos encontrar Denia, un enclave en el que muchos de nosotros pensamos para ir de vacaciones y en el que otros muchos piensas como lugar de residencia o de segunda residencia. Así, todos aquellos que como nosotros veáis en Denia un fabuloso lugar para vivir, nosotros os recomendamos que os paséis por Romer playa inmobiliaria, donde encontraréis las mejores residencias de la zona al precio más competitivo, por lo que todo lo que os ahorréis gracias a ellos lo podréis disfrutar visitando y viviendo de primera mano todo lo que ocurre en este idílico enclave del Mediterráneo. 

Viaja en familia, pero viaja seguro

Seguro que a muchos de vosotros os resulta conocido el hipotético supuesto que a continuación os voy a exponer, bien porque lo hayamos vivido o conozcamos a alguien muy cercano que está en esa situación. Se acercan las vacaciones escolares de navidad y los niños ya están nerviosos pensando y planeando cómo van a pasar estas fiestas tan familiares y entrañables, los padres intentan hacer coincidir algunos días de sus vacaciones para que encajen con las de sus hijos, y los abuelos esperando con una gran impaciencia la visita de sus adorados nietos. Pero la familia no siempre reside en la misma ciudad, muchas veces hay que desplazarse y realizar un largo viaje, que en plena época invernal no siempre es cómodo ni fácil. Por ello para minimizar los peligros que una adversa climatología nos pueda presentar y poder afrontar con la máxima seguridad y garantía ese deseado desplazamiento por carretera, es aconsejable tener en cuenta las siguientes recomendaciones: 

  • Antes de emprender cualquier viaje debemos planificar el desplazamiento, informándonos de las condiciones climatológicas, la ruta, el estado de las carreteras…, así como el equipaje que llevará, si el maletero le queda pequeño es conveniente la instalación de una baca, por ser más aerodinámica. 
  • Realizar una visita a nuestro taller mecánico habitual, a fin de que el mecánico compruebe que el vehículo se encuentra a punto. Es aconsejable revisar el estado de los frenos, los niveles de los líquidos, los faros, el anticongelante, las escobillas del limpiaparabrisas, la batería…
  • Revisar que el aire acondicionado y la calefacción funcionen correctamente, pues ambos son los sistemas más eficaces para desempañar los cristales.
  • El estado de los neumáticos es esencial para asegurarnos una buena adherencia a la carretera ya que, si el neumático está desgastado, con falta de dibujo o con una presión inadecuada, en el caso de encontrarnos con una fuerte lluvia no desalojará el agua como debería produciéndose el tan temido aquaplaning. Por ello es recomendable la sustitución de unos neumáticos desgastados y la revisión de la presión. Equiparse con unos neumáticos de invierno siempre es una excelente opción.
  • Con lluvia, niebla o nieve incremente todavía más la distancia de seguridad respecto al vehículo que le precede, tenga en cuenta que en estos casos el recorrido para frenar es mucho más largo, lo que le permitirá tener más metros para detenerse. 
  • Ajuste la velocidad a las condiciones de la circulación y la calzada, disminuyéndola si se considera necesario. 
  • Conduzca de una manera suave y constante, evitando brusquedades, frenazos o giros repentinos. 
  • Utilice el alumbrado de cruce para facilitar su visión y que los demás lo vean. 
  • Las luces de niebla, deberán conectarse cuando se reduzca mucho la visibilidad, apagándolas cuando mejore la visibilidad. 
  • En caso de pérdida del control del vehículo, debido a la fuerte lluvia, una placa de hielo o nieve, se deberá mantener la calma y sujetar el volante fuertemente sin moverlo, no frenar, levantar el pie del acelerador hasta que las ruedas recuperen la adherencia a la carretera y una vez conseguido se intentará rectificar la trayectoria.
  • La conducción con nieve en la carretera se hará siempre de forma suave con marchas largas, mientras que si lo que nos encontramos es un fuerte viento se debe circular con una marcha menos de lo que lo haríamos en condiciones normales.

Si a pesar de seguir estrictamente las normas de circulación y las recomendaciones señalados, tiene la mala suerte de tener un accidente o que el vehículo se averíe deberá avisar a los servicios de emergencia y trasladar el vehículo hasta el taller más próximo o hasta su domicilio habitual. En este sentido, si el taller se encuentra en otra ubicación, nosotros os recomendamos que trasladéis el coche con Transportes Cars, una empresa de transporte de vehículos por carretera especializada en el transporte nacional e internacional que ofrece sus servicios tanto para pymes, autónomos y grandes empresas como para particulares. 

Patinetes eléctricos

El día 2 de enero de 2021 entra en vigor en nuestro país la nueva regulación de los vehículos de movilidad personal (VMP), más conocidos como patinetes eléctricos. Los aspectos más destacados de la nueva normativa son los siguientes:

  • Serán considerados a todos los efectos legales un vehículo, por lo que deberán cumplir las mismas normas de circulación.
  • No podrán circular por las aceras, vías interurbanas, autovías, autopistas o túneles urbanos.
  • La velocidad a la que podrán circular deberá estar comprendida entre los 6 y los 25 km/h.
  • Necesitarán un certificado que acredite que cumple los requisitos técnicos exigidos. Este certificado será obligatorio dos años después de que se publique la Resolución que lo especifique.