La logística, una palabra cada vez más recurrente e importante en el mundo

En los últimos años están cambiando muchos de los procesos a los que estamos acostumbrados, así como muchas de nuestras costumbres y muchos procedimientos y todo ello, al menos en gran parte, cuenta con un denominador común claro, el progreso. Como os decimos, en los últimos tiempos los avances tecnológicos están suponiendo un gran cambio en todos los procesos productivos, por lo que es normal que muchos de nuestros hábitos cambien. Así, en la actualidad no nos planteamos esperar por un producto o ir de una tienda a otra en busca de él, sino que optamos por comprarlo a través de la red y recibirlo en casa en un plazo breve de tiempo. Si bien, todo esto es posible gracias a la logística y es que este término es cada vez más usado por todos nosotros, ya que una buena planificación logística es lo que nos permite poder disponer de todo aquello que deseamos en un breve periodo de tiempo. Es por ello que, sin más dilación pasamos a ver algunos de los beneficios que nos otorga la logística.

  • Simplificación del cumplimiento normativo. La logística y el transporte son mundos complejos y en constante evolución, por lo que no resulta fácil estar al día con las normativas asociadas. Para los operadores logísticos es mucho más sencillo estar actualizados y ser expertos en las cuestiones legales que les atañen. Delegar parte de esta preocupación (no toda, ya que el cargador sigue teniendo su parte de responsabilidad) reduce las posibilidades de incurrir en faltas.
  • Facilidad de acceso a nuevos mercados. La logística es fundamental para que llegues a los puntos de venta. A medida que el recorrido de un producto hasta el cliente final se hace más largo, más necesaria es la ayuda logística, no sólo en términos de transporte, sino que también por la potencial necesidad de contar con centros de distribución de proximidad, nuevos almacenes, etc. Estas necesidades se hacen mucho más fáciles de resolver con la ayuda de una compañía de logística y transporte.
  • Más flexibilidad ante los cambios de demanda. La flexibilidad que aporta un operador logístico se traduce de varias maneras. Una de las más importantes es la forma de lidiar con los períodos de estacionalidad, esas fechas del año en que las ventas suben explosivamente o bajan. Estas fluctuaciones pueden significar no dar abasto con el aumento de trabajo, o bien, tener recursos infrautilizados durante los tramos bajos.

Los operadores logísticos, aunque también se enfrentan al reto de la estacionalidad, pueden afrontarla de mejor manera, ya que pueden contar con una cartera variada de clientes que tengan diferentes épocas estacionales. Además, son compañías que están acostumbradas a reaccionar frente a estos cambios, por lo que suelen resolverlos contratando proveedores, reclutando personal o incluso alquilando temporalmente nuevas naves, espacios y maquinarias. En este sentido, uno de los mejores ejemplos que encontramos en el mercado es el de Star Cargo, dado que esta compañía se sabe sobreponer a todos y cada uno de los inconvenientes que surjan con gran profesionalidad, por lo que, si vosotros tenéis que depender de la logística, nosotros os recomendamos que optéis por sus servicios.

  • Ahorrar costos. Una de las motivaciones más importantes que tienen las empresas para resolver internamente su logística de transporte, es la creencia de que así ahorrarán costos. No es que sea imposible conseguirlo, pero hay muchos factores que hacen que las empresas de logística y transporte logren una mayor eficiencia de recursos que una compañía de otro rubro y consigan, por ende, ofrecer un mejor costo final a sus clientes.

Mejor tecnología a disposición, otro de los factores clave

Para los operadores logísticos es fundamental contar con la tecnología más avanzada que se desarrolle en su actividad, lo que actualmente se traduce en la utilización de sistemas de gestión de almacén, sistemas de optimización de rutas, programas de trazabilidad de la mercancía, vehículos eficientes en su rendimiento y prestaciones, sistemas de ayudas en la preparación de pedidos y el picking.

Sin embargo, para las compañías a menudo resulta más complicado adquirir estas herramientas de forma interna, pues suelen priorizar su inversión en el desarrollo de su actividad principal. Esto sumado a que, al tener menos movimiento logístico que un operador, les resulta más difícil rentabilizar la compra de estas tecnologías.

Es por ello por lo que, si queremos contar con la mayor eficiencia del mercado, lo más sensato pasa por acudir a los servicios de operadores logísticos punteros que nos puedan ofrecer en un precio convenido todo aquello que necesitamos. 

Deja una respuesta