Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

10 actividades y juegos para mejorar la coordinación ojo-mano

Que los niños trabajen desde bien pequeños y a cualquier edad la coordinación ojo-mano es muy importante, ya que en el día a día esta coordinación es necesaria para realizar tareas de todo tipo. Por ello, desde pequeños hay que trabajarla a través del juego. Y por eso, en este artículo te vamos a recomendar diferentes actividades y juegos para mejorar la coordinación ojo-mano.

Qué es la coordinación ojo-mano

Pero antes de nada, te vamos a explicar brevemente qué es la coordinación ojo-mano. Así, esta coordinación integra de manera simultánea la información que captan nuestros ojos como la percepción visual del espacio para poder guiar los movimientos que realizamos con nuestras manos.

Y en una coordinación necesaria para multitud de tareas en la vida cotidiana como escribir, comer, conducir…

Actividades y juegos en los que se potencia la coordinación ojo-mano

A continuación te vamos a indicar 10 ideas de juegos y actividades para mejorar este tipo de coordinación. Algunas son perfectas para bebés o niños de corta edad, sin embargo para poder realizar otras actividades se requiere cierta edad.

  1. Juegos de piezas

Los juegos de piezas son perfectos para trabajar la coordinación ojo-mano en niños de cualquier edad, aunque habrá que escoger un juego adecuado a su edad. Por ejemplo, para bebés pueden ser ideales los típicos juegos en los que hay que meter las piezas por agujeros con la misma forma. Mientras que para niños más mayores se puede optar por los juegos de piezas o construcción tipo Lego.

  1. Vehículos de radiocontrol

“Los vehículos de radio control como los coches teledirigidos son perfectos para mejorar la coordinación ojo-mano en niños. Además, es un tipo de juguete que no sólo gusta a pequeños, también a adultos por lo que podrás compartir juego con tus hijos”, explican desde Modeltronic, tienda online especializada en vehículos de radiocontrol.

  1. Plastilina

La plastilina también es una manera de mejorar este tipo de coordinación, ya que para conseguir la forma adecuada tendrán que trabajar con las manos y los ojos. Este tipo de actividad se recomienda en pequeños a partir de dos años bajo supervisión.

  1. Puzles

Los puzles también son otro juego ideal para fomentar este tipo de coordinación. Y lo mejor es que hay puzles para todo tipo de edades y es una actividad en la que puedes acompañar a tus hijos.

  1. Juegos de operaciones

Seguro que alguna vez has practicado a convertirte en cirujano con un juego de operaciones. Sí, estamos hablando del típico juego en el que con la ayuda de unas pinzas debes sacar piezas de diferentes tamaños y si tocas donde no debes suena un pitido y debes ceder tu turno a otro jugador. Y gana el que más piezas ha conseguido sacar. Pues bien, este tipo de juego es perfecto para mejorar esta coordinación con diversión.

  1. Dibujar

Por supuesto, que dibujando y pintando también se trabaja este tipo de coordinación. Así que no dudes en dejar que tus hijos den rienda suelta a su imaginación con las pinturas. Además, no sólo mejorarán este tipo de habilidad, también la creatividad.

  1. Dominó

El dominó es un juego en el que trabajarán la coordinación ojo-mano, pero también fomentará su intelecto, ayudará al desarrollo de habilidades psicomotoras y fomentará el control de la impulsividad.

  1. Piano

El piano es un instrumento perfecto para  trabajar este tipo de coordinación. Aunque en general puede valer cualquier tipo de instrumento. Por lo que puedes optar por otros más asequibles como el xilófono, la flauta o el tambor. Eso sí, prepárate para los conciertos que te van a dar.

  1. Kits para hacer pulseras

Otro tipo de actividad que encanta a los pequeños y con la que se trabaja esta coordinación al máximo son los kits para hacer pulseras. Estos kits suelen incluir hilo y bolas de diferentes colores y formas. Son bastante económicos, fomentan la creatividad y además los pequeños crean sus propios accesorios que seguro que querrán lucir.

  1. Manualidades

Y por último, cualquier tipo de manualidad es beneficiosa para fomentar este tipo de coordinación. Antes hemos hablado de la plastilina o la pintura. Pero puedes aprovechar y crear manualidades con tus hijos. Y no necesitarás mucho, ya que con productos reciclados que encuentres en casa puedes hacer manualidades. Por ejemplo, con una garrafa de plástico de cinco litros puedes hacer una maceta o pintando piedras podéis crear pisapapeles. Es decir, no hace falta mucho para hacer manualidades, tan sólo un poco de tiempo y creatividad.

Etiquetas:

Compartir

Artículos relacionados
Últimos post
Comparte
Facebook
Twitter
LinkedIn
Reddit

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore