3 ideas de bocadillos riquísimos y fáciles de hacer 

Los bocadillos son un plato totalmente menospreciado de la gastronomía porque son muy sencillos de hacer y están riquísimos. Y no solo por eso, sino que nos pueden servir para un almuerzo ligero, para una cena rápida o para cualquier momento. Los podemos comer fuera de casa y se pueden preparar con pocos ingredientes o aquellas sobras que tengamos por la nevera. 

Y en este artículo te vamos a dar tres ideas de bocadillos que están riquísimas, se preparan con ingredientes habituales que siempre tenemos en casa y además son muy fáciles de hacer. 

· Bocadillo vegetal con salmón ahumado 

El bocadillo vegetal es un auténtico clásico, en función de tus gustos lo preparás con unos ingredientes u otros, yo os voy a explicar la receta del bocadillo vegetal que más me gusta. 

En cualquier caso, como en todos los bocadillos es muy importante escoger un buen pan. “Un buen pan está hecho con ingredientes 100% naturales, sin aditivos ni conservantes. Y es que los materiales naturales y el proceso de elaboración determinan un buen resultado que se aprecia en la corteza dorada, la miga ligera, el aspecto rústico y el sabor inconfundible. Además, un buen pan permanece tierno durante más tiempo”,  indican desde la franquicia de panadería y cafetería Cool Bakery, que realizan pan de antaño de gran calidad. 

Así que además de un buen pan para la receta de bocadillo vegetal que os voy a explicar necesitaréis un aguacate, un tomate, un par de huevos, un paquete de salmón ahumado, unos cuantos canónigos y mayonesa. 

Preparar este bocadillo es muy fácil, tan solo tendréis que cocer los huevos, cortar las verduras, montar todos los ingredientes sobre el pan y aderezar con un poco de mayonesa. Si quieres hacer una versión más saludable de este bocadillo puedes cambiar la mayonesa por aceite y ya sería una opción 100% healthy. 

· Bikini con calabacín 

El bikini es el tradicional bocadillo mixto, que lleva jamón cocido y queso, a esta receta se le conoce de ambas formas. Así que a esta idea también la puedes llamar bocadillo mixto con calabacín. Da igual el nombre, lo que está claro es que es un bocadillo muy rico para el que se necesitan muy pocos ingredientes y que si ya de por sí el mixto está bueno el calabacín lo mejora. 

¿Y qué ingredientes necesitamos? Pues está claro, unas cuantas lonchas de jamón cocido, también puedes utilizar fiambre de pavo, calabacín, pan y queso, puedes escoger el que tengas por casa.  

El primer paso es cortar el calabacín, mejor fino para evitar que se quede crudo. Y una vez listas las rodajas las hacemos a la plancha. Cuando estén hechas podemos apagar el fuego y poner sobre el calabacín el queso y el jamón cocido para conseguir que el queso se derrita con el calor residual de la sartén o la plancha y se caliente un poco el jamón. Y tras este paso ya podríamos montar el bocadillo con todos los ingredientes. 

· Bocadillo para los amantes del queso 

Y por último, una idea que solo es apta para los amantes del queso. Si te encanta este manjar seguro que querrás probar esta fácil y sencilla receta. 

Así que basta de preámbulos y vamos con los ingredientes. Para preparar este bocadillo necesitaremos pan, unas cuantas nueces, y tres tipos de queso diferentes (crema, roquefort y queso en lonchas, a mi me gusta la combinación con el Cheddar, aunque puedes escoger otro tipo que tengas en la nevera). También es necesario jamón serrano y nata. 

Y ya enumerados todos los ingredientes vamos con la receta. La única elaboración necesaria para preparar este bocadillo es hacer una salsa con el queso crema, el roquefort, la nata y las nueces. Así que lo primero que hay que hacer es picar las nueces, mejor si tienes picadora eléctrica porque se conseguirá picar muy bien este fruto seco. Posteriormente, en una sartén ponemos a calentar la nata, con el queso crema y el roquefort a baja temperatura. El objetivo es que se integren todos los quesos y después se echan las nueces. Cuando ya se hayan mezclado bien todos los ingredientes y se tenga una salsa homogénea se retira. Ahora ya se puede comenzar a emplatar el bocadillo, ponemos un poco de salsa en el pan, colocamos sobre la salsa unas lonchas de jamón y encima una capa de queso. Y ya tendríamos listo este rico bocadillo que está para chuparse los dedos.

Deja una respuesta